Azufre como repelente: ineficaz, ilegal y peligroso

17-12-14


El azufre es una sustancia peligrosa que puede afectar a la salud cuando es  inhalado, ingerido y/o por contacto con la piel. Los efectos de la exposición pueden incluir ulceración de la piel, conjuntivitis, inflamación de la mucosa nasal, falta de respiración, asma y traqueobronquitis. 
Además se trata de un sólido altamente inflamable, pudiendo originar mezclas explosivas en contacto con el aire o con materiales oxidables. También debe evitarse su contacto con agua.


No existe evidencia científica del efecto de esta sustancia como repelente de los animales de compañía y en concreto de los perros, al efecto de evitar que se orinen en la fachada de los edificios, si bien existe una creencia popular muy expandida de dicho efecto. No sólo no surge efecto sino que presenta un peligro para las propias personas y por supuesto, niños.
 
Según se establece en la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y Gestión de Residuos de 27 de febrero de 2009, en su artículo 13, está prohibido abandonar en la vía pública o, en general, en cualquier espacio público, cualquier tipo de residuo.
 
 
Por todo ello se concluye que:

La deposición de productos químicos en la vía pública es una práctica prohibida. En este sentido resaltar que si bien es una creencia popular que el azufre en polvo repele a los perros impidiendo que orinen en las fachadas de los edificios, no existe constancia científica de este efecto, siendo preciso concienciar a los dueños de estas mascotas a que adopten unos hábitos higiénicos de los mismos en la vía pública. Todo ello de acuerdo con las normativas de aplicación.
 
Fuente: DEPARTAMENTO DE SALUD AMBIENTAL.
 
 
Los cítricos suelen repeler a los animales y no resultan dañinos para nadie.
La limpieza con uso de lejía produce el efecto contrario, les atrae, por lo que si se limpia con ella, probablemente acabarán haciéndolo más.
Si te encuentras con un caso de azufre, has de avisar al Seprona.

Fecha del evento: 17-12-14