Concentración contra el maltrato a los perros de caza

21-02-14

 
No es lo mismo perro de casa que de caza…
El de casa, cace o no cace, sea bretón, pointer, braco, podenco, galgo o mil cruces, es querido de la mañana a la noche.
Algunos de caza también son queridos cuando cazan pero, regalados o abandonados, cuando no cazan.
 
El de casa posee como cama un almohadón o camastro y, como comida, un cuenco de pienso, algún capricho que otro y por supuesto, agua limpia a disposición.
Algunos de caza poseen como cama un bidón vacío o una caseta maltrecha… Y, para comer, pan duro o sobras y algo de agua verde.
 
El de casa disfruta de salidas continuas si vive en jardín adosado, chalet, campo… o paseos de mañana, tarde y noche, si su vida transcurre en un piso.
Algunos de caza vive atados al deseo de su dueño. Entre semana, una cadena les mantiene pegado a una anilla de hierro oxidada. Disponen de un metro cuadrado como todo territorio… Y, sólo cuando el fin de semana abre la temporada, carreras tras la presa por el campo.
 
El de casa visita al veterinario regularmente, tanto para prevenir como para curar.
Algunos de caza, salvo vacunaciones legales, nunca pisan la consulta.
 
Si es hembra, la de casa pare una o ninguna vez en toda su vida.
Algunas de caza paren una y otra vez durante toda su vida.
 
El de casa, a base de lametazos y alegría, recibe siempre a sus dueños. Se derrite cuando les presiente. Lloriquea y ladra oyendo sus pasos que se acercan.
Los de caza también lo hacen pero, al final, algunos se inhiben con miedo a que les peguen.
 
 
El de casa es una perro normal… y el de caza también.
 
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·
 
Concentración por el derecho de los perros de caza con el motivo del fin de la temporada. Muchos corren terribles destinos cuando “ya no sirven” o termina esta época del año, como la famosa forma eliminarlos, que es el ahorcamiento. 
Estos animales no suelen tener más de 4 años cuando los cazadores deciden que ya no trabajarán más, siendo esa a veces su última función en la vida.
 
Nos reuniremos en un acto pacífico de protesta el miércoles 26 de febrero a las 20:00 en la Plaza de la Montañeta de Alicante.
Estáis todos invitados a acudir con vuestros peludos.
 

Fecha del evento: 26-02-14